ESLOVENIA, CROACIA Y BOSNIA

Etapas:

26/10/2013 San Vito – Rijeka (130 Km). Paso por Eslovenia y entrada en Croacia.

27/10/2013 Rijeka – Azic Lokva ( 92 Km).

28/10/2013 Azic Lokva – Tribanj Sibuljina ( 90 Km)

29/10/2013 Tribanj Sibuljina – Pirovac ( 126 Km).

30/10/2013 Pirovac – Podstrada ( 133 Km).

31/10/2013 Podstrada – Opuzen ( 131 Km).

1/11/2013 Opuzen – Dubrovnik ( 95 Km). Paso por Bosnia y reentrada en Croacia.

Costa del Adriático

Partiendo de San vito, sigo la SS14 para finalmente llegar a Trieste, ciudad que no es desconocida para mí, puesto que ya la visite en uno de mis viajes del Erasmus. Aun así me tomé mi tiempo  para volver a recorrer esta gran ciudad y llenarme de viejos recuerdos.

Al llegar a la frontera eslovena, la noche estaba próxima y termino recorriendo la carretera secundaria que me lleva hasta Croacia, envuelto por el espeso bosque, la oscuridad y la  niebla. Acabo llegando en apenas 2 horas a la frontera Croata, y finalmente a la ciudad de Rijeka. Agotado por la travesía y debilitado por la diarrea, busco donde acampar a las afueras de la ciudad, sin apenas poder probar bocado.

Imagen(Colorado On The Road entrando en Croacia)

Con la salida del sol, no hay rastro de los retortijones que pocas horas atrás  me castigaban, y mi cuerpo me pide energía. Me preparo un tremendo plato de espaguetis, los cuales acepta con satisfacción mi vacio estomago.

Me pongo de nuevo en marcha  y empiezo a recorrer la costa croata siguiendo la D8. Pero a lo largo del día cometo un gran error. Buscando el mínimo gasto diario, acabo haciendo una compra de comida insuficiente para las demandas de mi cuerpo. Como consecuencia, al llegar la noche en mitad de una tremenda subida , mi moral y mis energías  se hunden por completo. Son apenas las 19:00 y aunque mis intenciones eran las de seguir 2 horas más, acabo por poner la tienda a un lado de la carretera en un pequeño pueblo.

Con las dos ruedas pinchadas, sin repuestos, el camping gas acabado, el campo húmedo no me permite encender una hoguera y  casi sin comida, acabo cenando una lata de judías frías y durmiéndome agotado por el hambre. Quien me conoce bien, sabe que  en los momentos más duros es cuando más me vengo arriba. Quizá la razón sea que cuanto más complicado veo un reto, mas fuerzas tengo para perseguirlo y llevarlo acabo.

Al despertarme, en ayunas  y arregladas las ruedas de la bicicleta con un par de apaños, me pongo en marcha hasta encontrar un supermercado, me reabastezco y continuo hasta que el atardecer llega y decido detenerme a contemplarlo. Esta vez  busco el  campamento pronto y enciendo una hoguera, la primera del viaje. Me cocino una suculenta cena con el calor del fuego, y degustándola decido que no voy a comprar otra bombona para el camping gas. Esto de cocinar al fuego, es lo que me faltaba para completar el campamento. Del mismo modo, decido no volver a dejar de lado mi alimentación por gastarme algunas monedas menos, mi cuerpo es el motor del proyecto,  y la comida, la gasolina que lo alimenta.

Imagen( Disfrutando de la puesta de sol en Podstrada)

Continuando con la ruta, acabo llegando a Zadar, una gran ciudad en la que aprovecho para abastecerme de repuestos de la bicicleta y víveres.

El tiempo de la costa croata me trato genial, con una temperatura  agradable en estos meses de otoño. La gente  es sencillamente  encantadora, se defienden en varios idiomas y tratan de maravilla a los forasteros, se nota que se dedican al turismo.

 Cada día avanzo disfrutando de este país, ya sea durmiendo en la tienda o al raso, cada noche enciendo un fuego para hacerme la cena y calentarme. Cada vez me organizo mejor a la hora de preparar y cocinar mis alimentos con el calor de la hoguera, le voy pillando el truco. A la hora de buscar el campamento, me lo tomo con calma, sin precipitarme. No siempre la primera opción es la más indicada. Siempre me gusta valorar varias posibilidades y siempre me quedo con la que mejores sensaciones me da.

Entre pedalada y pedalada, camino a Opuzen, paro a descansar antes de encarar un tremendo puerto de montaña. Fue justo cuando un grupo de eslovenos en una furgoneta blanca, se detienen  y salen a mi lado,  bailando y bebiendo con ambiente festivo. Hablando con ellos me cuentan sus fiestas por las islas croatas, y tenemos una  divertida conversación sobre las juergas que se han corrido. Aprovecharon el momento para sacarse  fotos conmigo,  lástima que mi cámara estuviera sin batería.

En Croacia hago mi primer mes de viaje  en la ciudad de  Opuzen. Sabía que el primer mes iba a ser el más duro, y que me costaría acostumbrarme a mi nuevo estilo de vida. La verdad es que ha sido más fácil de lo que pensaba, y cada vez estoy más mentalizado en el viaje. Cada día que pasa disfruto más de la carretera y los caminos que recorro. Cuando  llega el momento de acampar y  estoy junto al fuego, con la tripa llena de una cena calentita, me dispongo a escribir en mi diario todo lo ocurrido a lo largo del día. Es cuando  siento una gran sensación de satisfacción y paz.

Imagen(Poniendo al día el diario, en Pirovac)

Continuando la ruta desde Opuzen, la carretera me lleva a entrar solo por 10 Kilómetros  en territorio de Bosnia y Herzegovina,  donde paro a descansar en una gasolinera bastante desastrosa. En seguida vuelvo a entrar en Croacia para acabar llegando a Dubrovnik, donde paso  mi última noche al raso antes de entrar en Montenegro y escribo en mi diario las siguientes palabras:

“ Mi hogar, mi tienda.

Mi fiel compañera, la bicicleta.

 Mi destino,  el camino.

Mi motivación, vuestro apoyo.

Mi recompensa, La libertad”.

Anuncios

4 pensamientos en “ESLOVENIA, CROACIA Y BOSNIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s